¿Cuánto aire es suficiente?